Cuando hablamos de rosas a nuestro pensamiento viene la clásica rosa que emerge con fuerte color rojo de un capullo perfectamente formado. Pero el género Rosa está compuesto por muchas especies que difieren en forma, colores y tamaño.

Algunas de las Rosas silvestres, que podemos encontrar en el campo e incluso confundirse con otras plantas.

Rosas, características y propiedades

Un claro ejemplo es la Rosa gallica, más conocida como Rosa Castilla, que se extiende desde Turquía hasta el Cáucaso. Sus dos metros de altura y su capacidad para resistir hasta 25º C bajo cero hace de ella una especie con capacidad para adaptarse a condiciones adversas y extremas. Además, es una de las más antiguas, de aquí que muchas especies del género de las Rosas contengan genes de la Rosa gallica.

Otra especie es la Rosa rugosa, nativa de zonas de Asia como China, Japón, Corea y sudeste de Siberia. Además, tiene capacidad para crecer en las dunas que se sitúan en la costa, cubriendo con un manto de color rosa la arena. Esta planta es comestible y en China se usa para guisar, así como ingerir sus escaramujos, ricos en vitamina D.

rosa tipo especies

Hasta sus pétalos se usan en la cocina para elaborar ricas mermeladas.

La Rosa eglanteria, también conocida como rosa mosqueta, es una de las más famosas por sus beneficios en el campo de la medicina. De esta especie se extrae el aceite de rosa mosqueta, que se aplica en campos de suturas, post-operatorios y quemaduras con un gran efecto.

Del mismo modo, se puede utilizar para regenerar la piel tras una sesión de playa . Tiene una gran capacidad cicatrizante y esto le ha convertido en una de las rosas más importantes para la medicina. Por otro lado, se usa en gastronomía para elaborar mermeladas e incluso licores.

Otra especie es la Rosa canina, que se encuentra distribuida por todo el mundo. Dentro de sus propiedades destaca la que reside en las hojas, que tienen un uso tópico. Son ideales para tratar heridas, úlceras que atacan a la piel o faringitis. La Rosa canina se utiliza en el campo de la medicina desde la época de Carlomagno, que solicitó que se cultivarán en sus terrenos esta especie para poder utilizar sus propiedades curativas.

Lady Banks' Rose o la Rosa banksiae sorprende porque sus espinas son escasas y sus hojas perennes. Comenzó a cultivarse en China y con los años se extendió por Europa. Es una de las Rosas que tiene presencia en el libro de los Records Guinness por ser el rosal más grande que se ha plantado en el mundo. De hecho, aún puede disfrutarse en Arizona, donde se plantó en 1885.