Son muchos los estudios que se han realizado, en los últimos años donde se demuestra los beneficios que tiene el empleo de colores en el bienestar mental y físico de las personas, esto es conocido como cromoterapia. 

La cromoterapia o también llamada terapia del color, es una práctica que afirma que los colores afectan las emociones, los sentimientos y el estado de ánimo. Esto se debe, a que los colores tienen vibraciones con velocidades, ondas y longitudes diferentes que nos afectan de forma psíquica, emocional y físicamente. Por eso esta práctica es útil, para tratar enfermedades o mejorar la salud. Y como los colores, están presente en la naturaleza nada mejor que usar las flores para ponerla en práctica.

El famoso médico árabe Avicena (980-1037), ideó una tabla donde los colores guardaban relación con la temperatura del cuerpo y la condición física. El pensaba que los colores, eran importante para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Años más tarde, el astrólogo alemán Palacelso (1493-1541) confirmaría la relación que guardan los colores con el estado de salud.
 
Y es que está demostrado como los colores, tienen que ver con diferentes vibraciones a nivel corporal. Así que nada mejor para poner en práctica este tipo de terapia, que estar rodeado por flores de brillantes colores. Las flores no solo decoran el hogar, sino que también pueden ayudarnos a fomentar la creatividad, reducir el estrés, mejorar el estado de ánimo, aumentar la energía y la presión sanguínea. Por eso hoy en Rosasinbox, hemos decidido dedicar nuestro post a los colores y a las flores que pueden ayudarnos. 

Color naranja: aquí puedes usar ranúnculos, gerberas, peonías y tulipanes. 
Estas flores nos ayudarán a crear la sensación de alegría, optimismo, sabiduría, vitalidad, paz, calidez y fuerza. Además de aliviar problemas emocionales, estimular la fuerza física, aumentar la energía y lidiar con pérdidas. Es un color que asociamos al hogar, a una puesta de sol, a un momento de relajación. El color naranja, está asociado también a propiedades curativas para la artritis y aliviar el alma.  

Color rojo: aquí puedes usar rosas, tulipanes, gerberas, peonías y orquídeas
Las flores en este color, estimula el corazón, la confianza, el coraje y la energía física. Es el color de la pasión y el amor, promueve también tomar el control, estar alerta ante un momento difícil y a superar pensamientos negativos. El color rojo está asociado a estimular el ritmo cardíaco y a disminuir problemas digestivos.  

Color rosa: aquí puedes usar tulipanes, rosas, las varas de cerezo y suculentas.
El rosa es un color que fomenta el cariño, la amabilidad, la compasión, la confianza y el afecto. También conocido como el color de la relajación, ayuda a calmar ansiedades, agresividad y los miedos. 
 
Color amarillo: aquí puedes usar crisantemos, tulipanes, girasoles y gerberas.  
El amarillo, es un color que inspira alegría, felicidad, calidez, energía, optimismo, buena suerte, claridad y satisfacción. Y es que este color nos recuerda al sol, que es la fuente de de energía más grande que tenemos. Así que cualquiera de estas flores, llenarán tu hogar de buenas vibras, energía, alegría y armonía. Ideal para combatir los días grises y de lluvia del invierno.  

Color morado: aquí puedes usar anémonas, hortensias, lavanda, orquídeas y lisianthus. 
El color morado es estimulante e inspirador, está cargado de vida, energía, espiritualidad y elegancia. Está asociado a la magia, lo místico y lo extravagante. Estas flores te ayudarán con la motivación, la inspiración, la calma, la intuición, a estimular el sueño, con sanaciones espirituales y emocionales como tensión, nerviosismo y el miedo. 

Color azul: aquí puedes usar orquídeas, hortensias, suculentas, lirios y lisianthus. 
El azul atrae la serenidad, calma, la confianza y relajación. Es usado para sanar la mente, el 
cuerpo y crear un ambiente relajado y alejar tensiones. En la cromoterapia, este color ayuda a bajar la presión sanguínea, purificar la sangre, combatir los cólicos y espasmos, disminuir la hipertensión y el estrés. Así que usar o regalar alguna de estas flores, será ideal para despejar la mente, desconectar y relajarse.
 
Color verde: aquí puedes usar suculentas, lirio de agua, rosas verdes, follaje y gladiolo.  Verde, es el color de la esperanza, confianza, calma y armonía. Se usa para estabilizar emociones, relajar, tranquilizar, refrescar el ambiente, estimular el crecimiento. Tiene beneficios para las defensas del cuerpo, calmar los nervios, lograr equilibrio y estabilizar la ansiedad.  

Así que ya lo sabes, el regalar un ramo de flores puede decir mucho más de lo que crees y hasta ayudar a esa persona que lo recibe. Las flores a través de sus colores, son capaces de traer beneficios.