Cuadros, cojines para el sofá o bonitos portafotos son los elementos que suelen decorar nuestra casa, pero no son los únicos. Las flores siempre han estado presente en salones, cocinas e incluso cuartos de baño, imagina la maravilla de decorar tu casa con rosas.

El color y aroma de la rosa

Las rosas no son simples flores, son una de las especies más hermosas. Suelen ser protagonistas de grandes jardines, así como el regalo perfecto para demostrar el amor. Pero pueden formar parte de nuestro día a día de decorando nuestro salón.

A la hora de escoger las rosas, tenemos que plantearnos de qué rincón del hogar formará parte. Podemos elegir un ramo o una sola roja, incluso contar con sus pétalos para acompañar la luz de una vela.

Gracias a la variedad de colores, podemos escoger las rosas que más se ajustan a la tonalidad de nuestros muebles y decoración general de la estancia. Desde colores vivos y fuertes como azul, rojos o amarillos, para romper la uniformidad hasta colores claros como el rosa o el blanco, aportando mayor calidez y romanticismo a la estancia.

 

rosas rojas decoracion casa

Las rosas rojas en un dormitorio de matrimonio con tonalidades blancas rompe totalmente el cromático para dar un toque pasional y romántico. Mientras que unas rosas blancas denotan calma y pureza.

Desde el salón, pasando por el baño y hasta la cocina son estancias ideales para decorar con rosas. Colores fuertes como el azul dan vida al cuarto de baño, así como el color amarillo puede ser perfecto para la cocina o los colores multicolor para el salón.

Además de decorar y aportar nuevas tonalidades a la estancia, transmiten un aroma capaz de embriagar la habitación. De aquí que sean las flores ideales para decorar tu hogar.

Jarrones para tus rosas

A la hora de elegir la decoración de casa también tenemos en cuenta el tipo de jarrón donde irán las rosas. Dependiendo del estilo de decoración de nuestra casa y de la estancia podemos buscaremos un jarrón similar.

Podemos decantarnos por jarrones de cristal opacos o transparentes, así como buscar otras alternativas a los jarrones clásicos, por ejemplo, utilizar pequeñas teteras de hierro coloreadas, cestas de madera o hacer nosotros mismos nuestro jarrón con elementos reciclados.

Lo importante es que nuestras rosas se sientan cómodas para seguir creciendo con normalidad y dispongan de agua. Las flores son uno de los elementos más naturales y bonitos para formar parte de tu hogar.