Con la llegada de la Primavera, muchas novias y novios preparan su gran día. Entre todas las cosas ha tener en cuenta, se encuentran los detalles para los invitados. ¿Qué te parece un detalle basado en las rosas?

Rosas naturales o preservadas

Después de la ceremonia y del banquete, llega el momento de agradecer a todos los invitados su asistencia con un bonito detalle. Para los hombres se puede escoger botellitas en miniatura o el clásico puro. Pero para las mujeres tenemos infinidad de opciones. Nosotros apostamos por las rosas naturales o preservadas.

Un regalo bonito, que tu misma puedes hacer, es una cajita con una rosa dentro. Sólo tienes que escoger las cajitas, que se ajusten al estilo de la boda, e introducir un rosa. Puedes acompañarla de tul de colores y una pequeña tarjeta con un mensaje especial.

Este detalle te permitirá personalizar cada cajita. No tiene porque dar el mismo a todas tus invitadas. Aprovecha la diversidad de colores de cada rosa y su significado. Escoge una rosa rosa y una dedicatoria emotiva en la cajita que regalaras a tu madre o una rosa azul si quieres demostrar tu amistad y agradecer que siempre esté a tu lado a esa gran amiga. Las rosas pueden ser un regalo perfecto y personal.

 

Rosas detalle boda

Si no quieres darle tantas vueltas, puedes regalar una rosa preservada a cada invitada. Podrán decorar cualquier rincón de tu hogar gracias a ti. Además, durarán toda la vida. Puedes presentarlas en cajitas de plástico transparentes o envueltas en un bonito papel con motivos adecuados al evento.

 

Joyas entre rosas

Las rosas pueden estar muy presentes en tu boda, desde el detalle a las invitadas, pasando por la decoración de las mesas y del salón, así como el ramo nupcial, hasta un detalle original a la novia.

Por norma general, la novia se involucra mucho en la organización de la boda. Piensa en el vestido y complementos, el restaurante, la música, la organización de las mesas...etc. Cientos de tareas agotadoras. Por qué no sorprender a la novia con un detalle especial.

Ella también merece llevarse una rosa a casa, ya que el ramo suele regalarlo. Que tal si escondes entre los pétalos de una rosa una joya especial. Un anillo diferente y grabado con una frase especial o bien una pulsera con distintas cuentas que cuelgen adornando su muñeca.

La idea es que los detalles que ese día se entreguen el uno al otro e incluso a vuestros invitados sean diferentes, originales y especiales. Dejar huella no es fácil, pero no es imposible.