Las rosas y sus pétalos tiene diversos usos. Desde tratamientos naturales para mejorar la piel hasta decoración del hogar, incluso para realizar fáciles manualidades con las rosas secas.

Detalles con rosas secas

Nada mejor que decorar nuestra casa con bonitas flores y mucho más si son rosas que tiene un significado especial para nosotros. Cuando nos regalan un ramo, tras varios días disfrutando de su aroma, podemos secar las flores. Después, utilizar cada flor para adornar nuestra casa.

Una preciosa forma de decorar algunos rincones de nuestro jardín o rincones de casa es encapsulando en pequeñas botellas de cristal pétalos o capullos de rosas secas. Si queremos dar vida a una mesita o leja apagada de nuestro cuarto de baño, transmitiendo pureza, nada mejor que colocar tres pequeñas botellitas de cristal con pétalos azules o rosas. Si preferimos dar un aspecto diferente a nuestro jardín, podemos colgar las botellas de las ramas de un árbol.

Rosas manualidades petalos secos

Las botellitas podemos encontrarlas en tiendas de decoración o bien reutilizar pequeñas botellas de perfume.

Cuadernos con tus rosas favoritas

Desde que somos pequeños cubrimos nuestros libros y cuadernos con imágenes divertidas. Ahora no sólo puedes hacer un regalo diferente, sino que puedes personalizar tu agenda o cuaderno de notas con rosas secas.

Tras prensar las rosas, ya sean los pétalos o el capullo, las distribuyes por la tapa de tu cuaderno. Puedes elegir combinar distintos colores de rosas o añadir más flores. Pega ligeramente las rosas y a continuación, para protegerlas flores del roce, puedes cubrir el cuaderno con papel adhesivo transparente.

Tendrás un cuaderno precioso y listo para regalar o llevar contigo a todas partes.

Escribe con rosas

Otra forma perfecta de decorar una habitación o el salón de casa es con un cuadro hecho con pétalos de distintos colores.

La opción ideal es escribir tu nombre con pétalos de flores y enmarcarlo. Un regalo ideal para dar la bienvenida al nuevo miembro de la familia.

Es tan fácil como escoger un lienzo blanco y escribir con lápiz el nombre, ocupando todo el espacio. Tras prensar las flores y pétalos escogidos, los pegamos ligeramente en el lienzo, cubriendo la línea del lápiz. Para finalizar, cubrimos con el cristal y marco nuestro lienzo. Quedará un precioso cuadro hecho con flores que adornará perfectamente cualquier rincón de la habitación.