ATENCIÓN AL CLIENTE

+34 621 308 421

Lunes a Viernes de 9 a 20 hs.

5 ideas para conservar tus rosas de Sant Jordi

Mañana es Sant Jordi, ¡qué emoción! Si eres un apasionado de la lectura, seguro que estás desando que llegue el día. Sant Jordi es de las pocas fiestas en la que se combinan aspectos tan importantes como la cultura, las tradiciones y las muestras afectivas.

Si eres afortunado, seguro que alguien se acuerda de ti y te lo demuestra regalándote un libro y una rosa. O tal vez más de una. ¿Quién sabe? La tradición dice que solamente se debe entregar una flor, pero hay quien regala un ramo de rosas entero. Rosas ligadas a momentos especiales que simbolizan cariño. Rosas que se pueden conservar para el futuro para que nos recuerden momentos felices.

Y es que eso de cuidar las rosas hasta que empiecen a marchitarse y después tirarlas a la basura ya no está de moda. No es una opción que contemplemos desde Rosas In Box. Nosotros preferimos conservarlas para que este gesto no se quede solo en un día, sino que pueda durar para siempre. Por eso hoy te vamos a explicar cinco formas originales para conservar las rosas de Sant Jordi.

Seca tu rosa de Sant Jordi

Esta primera opción seguro que la conoces, pero no nunca está de más recordarla. Además, para las siguientes ideas te va a venir muy bien, porque así te aseguras de que tus rosas se secan correctamente.

Para hacerlo solo debes seguir atentamente estos pasos:

  1. Busca un lugar oscuro, sin humedad y con ventilación para que el proceso de secado pueda llevarse a cabo correctamente.
  2. Una vez tengas claro dónde ubicar las rosas, debes prepararlas: ata con un cordel o con cualquier otro material el final del tallo de cada rosa para poder colgarlas boca abajo para que se sequen y se mantengan erectas. Ata la otra parte del cordel a algún objeto para que las rosas cuelguen boca abajo.
  3. Deja las rosas boca abajo durante aproximadamente dos o tres semanas hasta que se sequen por completo.
  4. Una vez pasado este tiempo, comprueba que las rosas se han secado y, si es así, rocíalas con un poco de laca del cabello y deja que reposen durante tres días.

Una vez te hayas asegurado de que tu rosa se ha secado a la perfección, puedes utilizarla para decorar cualquier espacio y objeto que te guste. Por ejemplo, puedes recostarla sobre un libro o mueble o incluso enmarcarla en un portarretratos con profundidad.

Un jarrón con pétalos secos

Es posible que no te guste cómo ha quedado la rosa una vez se ha secado. Puede ser por el color, la forma que ha cogido la flor (puede que haya quedado un poco doblada) o porque se nos ha caído algún pétalo. No hay de qué preocuparse: tenemos la solución. Puedes arrancar los pétalos con mucho cuidado para quedarte solo con ellos. Una vez los tengas todos, busca un bote de cristal bonito y guárdalos dentro de manera que queden a la vista.

Sabemos que esta idea es sencilla y tradicional, pero no por eso deja de ser bonita. De hecho, esta es una de nuestras preferidas.

Un centro de mesa

La tercera opción que te traemos es crear un centro de mesa. Para ello puedes acortar los tallos y clavarlos sobre una base de porexpan o utilizar solamente los capullos de las rosas secas.

Para que tu centro de mesa sea más bonito y tenga una diversidad de flores y colores, puedes añadirle otras flores (ya bien secas, de plástico o de tela). Para tener listo tu centro de mesa solo te queda colocarlo todo en una jardinera o una maceta y escoger el rincón de tu casa donde ubicarla.

Un jarrón repleto de rosas secas

Si has recibido un ramo de rosas, esta es tu opción. Puedes mantener el ramo casi intacto siguiendo los pasos que te acabamos de explicar sobre cómo secar las rosas. Como ves, el proceso es muy sencillo, así que te aseguramos que tu ramo lucirá igual de bonito que cuando todavía estaban frescas.

Solo tienes que buscar un jarrón de cristal donde quepa el ramo entero, colocar las rosas en su interior y terminar de decorarlo a tu gusto.

Un cuadro de pétalos de rosa

La quinta y última idea que te traemos es un cuadro creado con pétalos de rosa. Si la opción de antes no te ha convencido, pero igualmente solo quieres aprovechas los pétalos, puedes crear un cuadro con ellos. Por ejemplo, puedes pegarlos sobre la base de un portarretratos dándole la forma que más te guste. Puede ser la de un corazón, la inicial de tu nombre o una palabra que signifique algo importante para ti.

Un recuerdo para siempre

Estas son nuestras cinco formas preferidas para conservar las rosas de Sant Jordi. Si sigues nuestros consejos podrás conservar las flores durante más tiempo. ¿Verdad que es bonito poder guardar esos recuerdos gracias a una flor?

0 comentarios

Enviar un comentario