Durante los meses de octubre hasta febrero, será fácil encontrar en floristerías, jardinerías o tiendas especializadas los llamados bulbos de otoño. Los mismos vienen en diversas presentaciones como en pequeñas bolsas, a granel o en blisters. En todos ellos podrás ver la información para su cultivo, cuidado, época de floración, etc. 

Los bulbos de otoño, deben su nombre a que son ideales para ser plantados durante este período. Tienen una gran variedad de colores y especies, por lo que aseguras que tu jardín tendrá hermosas flores las próximas estaciones del año. 

Así que como estamos en el momento ideal para plantar estas bulbosas, nuestro post de hoy te dará información de cómo hacerlo y cuáles son los mejores para esta época. 

¿Qué debes tener en cuenta al plantar las bulbosas?


Cada una de ellas tiene una serie de factores a tomar en cuenta, toda esta información podrás encontrarla en el packaging de la bulbosa. Aunque en línea general los más importantes en todas son:

- La época de plantación. 
- La orientación al sol. 
- La profundidad a la que se plante el bulbo.
- El lugar elegido para la flor. 
- Adecuación del terreno. 
- Cuidados en riego y fertilización. 

Como la temperatura es muy importante para que el bulbo pueda darse correctamente, lo mejor es usar aquellos de cada estación y plantarlos en los meses indicados según la variedad. Suelen plantarse al aire libre como plantas de exterior, así que otro factor a tener en cuenta es que tengan una buena iluminación y espacio suficiente para crecer durante su ciclo vegetativo y cuando ya sean adultas. 

Las bulbosas deben tener una profundidad del doble del tamaño del bulbo, la tierra donde estén debe ser removida entre 15-20 centímetros, deben también contener sustrato y el suelo debe ser previamente desinfectado con un insecticida específico.  

Bulbos de otoño. 


Estas son algunas de las especies más populares en España para este período de plantación. 

Allium: florece entre abril y mayo y debe plantarse entre septiembre y febrero. 
Anémonas: florece entre marzo y abril y debe plantarse entre septiembre y noviembre. 
Azucena: florece entre febrero y mayo y debe plantarse entre septiembre y diciembre.
Cala: florece entre junio y septiembre y debe plantarse entre septiembre y febrero. 
Crocus: florece entre marzo y abril y debe plantarse entre septiembre y enero. 
Eremurus: florece entre mayo y agosto y debe plantarse entre septiembre y noviembre.
Fritillaria: florece entre abril y junio y debe plantarse entre septiembre y enero. 
Iris: florece entre marzo y mayo y debe plantarse entre septiembre y enero. 
Jacinto: florece entre marzo y mayo y debe plantarse entre septiembre y enero. 
Narciso: florece entre abril y junio y debe plantarse entre septiembre y diciembre. 
Scilla: florece entre mayo y junio y debe plantarse entre septiembre y noviembre. 
Tulipán: florece entre marzo y mayo y debe plantarse entre septiembre y enero. 

Ahora que ya conoces cuáles son, cuándo florecen y que debes tener en cuenta al plantarlos. ¿Te animarías a plantar bulbos este otoño?