Son muchas las personas que, cuando han vivido un momento bonito acompañado de rosas, quieren que sus recuerdos duren por siempre conservando estas flores. Para ello tienen dos opciones: la primera es secarlas, como ya te explicamos en el pasado, y la segunda es que las flores sean eternas.

La realidad es que es posible hacer que las flores de nuestros momentos especiales, de esos eventos importantes que permanecerán siempre en nuestros recuerdos, también permanezcan durante muchos años en nuestro hogar, de manera que siempre que observemos esa rosa recordemos las experiencias a las que está unida.

Parece que las rosas eternas, también conocidas como preservadas o inmortales, solo pueden decorar nuestros hogares, pero lo cierto es que pueden ser muy útiles como elemento decorativo de eventos. Si no nos crees, sigue leyendo.

¿Qué son las rosas eternas?

Las rosas eternas son flores naturales que, gracias a un proceso de liofilización, logran mantener su apariencia fresca y natural durante más de tres años sin necesitar cuidados.  Por lo tanto, no se trata de rosas artificiales, sino de rosas que después de ser recogidas, tanto la flor como el tallo y sus hojas, reciben ese tratamiento con el que se extrae el agua para que no sufra deterioro con el paso del tiempo.

¿Cómo decoro un evento con rosas preservadas?

Las opciones son infinitas. Puedes utilizar las flores eternas para decorar un evento tal y como habías pensado hacerlo con cualquier otro tipo de flores.

Estas plantas, que son 100 % naturales, son la mejor solución para crear adornos o composiciones florales en cualquier ocasión especial sin miedo a que se marchiten o pierdan su frescura.

Puedes utilizarlas en las mesas dulces, los centros de mesa, las cortinas de flores, la decoración del recinto en general, los photocalls o incluso para decorar los platos en los que los asistentes comerán o los detalles de los invitados. Su aspecto natural hace que parezcan recién cortadas, pero gracias al tratamiento al que se ha sometido mantendrán su fresca apariencia durante años.

Además, si eres una persona atrevida, también puedes utilizarlas para fabricar una corona de flores que llevar durante una ceremonia, un broche para los hombres, una pulsera de flores para las damas de honor de una boda o incluso en los ramos de novia. Solo así se conservarán perfectamente las flores durante muchos años.

Conservación de las rosas inmortales

Las rosas inmortales no precisan ningún tipo de cuidado ni mantenimiento, por lo que su conservación es de lo más sencilla. No tienes que preocuparte por cuándo regarlas, por si reciben mucha o poca luz o por la humedad. Solo debes tener en cuenta dos cuestiones: ubicarlas en un lugar seco y cubierto en el que no reciban luz directa solar. De esta manera te aseguras de tener flores no perecederas de las que disfrutar durante mucho tiempo y a las que puedes añadir esencias aromáticas.

Beneficios de las rosas preservadas

Este tipo de flores cobra cada día más importancia en la decoración floral gracias a sus beneficios y gracias también a que cada vez más se mejora y sofistica la técnica de preservación. Así que, si quieres disfrutar de los beneficios de las flores, no lo dudes y escoge las rosas inmortales, que te permitirán:

  • Disfrutar de flores sin necesidad de riegos o cuidados.
  • Lucir plantas de interior en cualquier época del año sin necesidad de mantenimiento, trabajos de jardinería ni luz solar directa.
  • Decorar con rosas con aspecto natural y fresco durante entre tres y cinco años.

La rosa eterna de Rosas In Box

Si has decidido decorar un evento con flores eternas, te proponemos nuestra Rosa de la Bella y la Bestia, una rosa preservada en una cúpula de cristal de 27 centímetros, tal como aparece en la película La Bella y la Bestia.