Son muchas las personas que cuando llegan a casa quieren encontrar ese momento de paz y tranquilidad que a veces solo las plantas son capaces de transmitir. A estas alturas ya sabrás que las flores pueden fortalecer nuestra autoestima y bienestar. Pero, desgraciadamente, no todos disponemos de una amplia terraza o balcón para rodearnos de un jardín. Si este es tu caso, te proponemos una solución para que también tengas un rincón donde relajarte: los jardines verticales. Esta idea que te planteamos no es más que un jardín dispuesto de manera vertical, para que puedas disfrutar de un bonito espacio verde sin la necesidad de ocupar terreno. Si te interesa esta propuesta, primero debes tener en cuenta varios detalles:

  • Factores como la luz, la temperatura y la humedad solo serán relativamente controlables en jardines verticales de interior. Si tu jardín va a ser exterior, será necesario que adaptes tus plantas a las condiciones ambientales de la zona.
  • Deberás tener en cuenta y revisar periódicamente los posibles desequilibrios que puedan surgir, como el pH, la conductividad del agua, los gases disueltos, la salinidad, la textura, la porosidad y la profundidad del sustrato.
  • Apuesta por especies diferentes que compartan similitudes en el cuidado para que tu jardín vertical esté sano y luzca bonito.
  • Asegúrate de que el jardín esté bien sujeto a la pared para que no haya riesgo de que caiga.
  • Mantén siempre la plantación con un mínimo de humedad, ya que las capas geotextiles siempre resecan el sustrato.

Una vez hayas elegido las plantas y te hayas informado sobre cómo mantener tu jardín vertical adecuadamente, vamos a explicarte cómo debes construirlo paso a paso.

Cómo construir un jardín vertical

  • En primer lugar, debes colocar una lámina impermeable sobre la pared en la que vas a ubicar el jardín vertical. Esta lámina puede ser de tipo plástico o caucho etileno-propileno-dieno (epdm).
  • A continuación, cubre esta lámina con un geotextil, que lo utilizaremos a modo de manta de riego.

  • Esta primera manta de riego geotextil también debes cubrirla con otra segunda capa, pero con un envés de plástico para conseguir más durabilidad. Si el envés fuera solamente una tela, se pudriría con el contacto con el agua
  • Si has llegado a este paso, ya debes tener la estructura lista. Ahora tienes que realizar unos cortes sobre la primera capa de geotextil (esto es, sobre la segunda capa que has colocado). De esta forma obtendrás unos agujeros con forma de bolsa, que serán las zonas donde colocarás las plantas.
  • Ya tienes listo tu jardín vertical, ahora solo te falta plantar las flores y elegir una buena forma de riego para que el muro vegetal se mantenga siempre húmedo. Nosotros te recomendamos un sistema de riego por goteo.

Si este sistema no se adapta a tus planes, también puedes hacer tu jardín vertical de una forma más sencilla y que conlleva menos tiempo. Aquí te dejo varias ideas:

  • Escoger plantas que tiendan a crecer hacia el suelo. De esta forma taparán la maceta y crearán una cortina natural agradable a la vista.
  • Colgar en la pared macetas juntas para que den la sensación de que son una única planta.
  • Aprovechar cualquier espacio de la pared o el muro para colocar flores. Si utilizas este método, conseguirás un jardín vertical de una forma práctica y rápida.
  • Las plantas enredaderas son una buena opción, ya que crecen enganchadas a alguna estructura y dan sensación de verticalidad.

Ahora ya no tienes excusa para crearte tu espacio donde disfrutar, dedicarte tiempo leyendo, escuchando la música que más te gusta o simplemente observando tu pequeño jardín.