Cuando recibimos un ramo de rosas quedamos embriagados por la sorpresa, la belleza de las flores y su aroma, un sentimiento de alegría y emoción nace en nosotros. Por desgracia, las rosas tienden a marchitarse y con ellas el recuerdo de ese momento. Pero las rosas se pueden secar y conservar durante más tiempo el ramo y toda su esencia.

Celebrar un aniversario en pareja, durante un cumpleaños, un nacimiento, un ascenso en el trabajo o recibir el ramo de la novia son momentos de nuestra vida donde las flores se hacen presente. Quitando esos momentos de “pedir perdón”, las flores siempre representan el amor, la amistad y momentos felices. Así que nada mejor, que poder preservar ese sentimiento para siempre secando nuestro ramo de rosas.

Pasos para secar un ramo de rosas

En primer lugar, si el tallo es demasiado largo córtalo, dejando unos 15 centímetros hasta el capullo. Además, tendrás que quitar todas las hojas, ya que retienen agua y harán que el secado sea mucho más lento.

Después, forma un ramo con todas las rosas, acomodalas bien y pasa a unirlas con una pequeña goma o cuerda, dejando desde la unión hasta el final 5 centímetros de espacio.

Para secar las rosas, necesitarás una habitación oscura, con buena ventilación y que no acumule humedad. Se recomienda un lugar que no suelas utilizar mucho como una habitación que tengas para los trastos o que apenas utilices, también serviría un amplio armario. En ella coloca una tendedero si tienes o bien una cuerda tensa, de donde colgará el ramo.

Coloca las rosas boca abajo colgando de la cuerda o tendedero, puedes colocarlas primero en una percha así será más cómodo manejar el ramo. Tendrás que permanecer en este estado durante 2 ó 3 semanas.

Por último, utiliza laca para el pelo. Una vez estén secas las rosas, descuelgalas y rocía con laca para el pelo. Utiliza una laca sin perfume para evitar saturar las rosas recién secadas.

Ya tienes un precioso ramo de rosas secas, que te durará toda la vida y decorarán con glamour cualquier espacio de tu hogar. También, puedes utilizar alguna rosa para desmenuzar y utilizar sus pétalos para zonas concretas de la casa, como un centro de mesa o para un porta fotos.

Ahora tendrás contigo aquellas rosas que recibiste a domicilio y marcaron un día especial en tu vida para siempre. Además, las rosas son un elemento decorativo precioso, que combinan con cualquier época del año y aporta intimidad y romanticismo a cualquier hogar.