Si una cosa tenemos claro, es que las flores únicamente no tienen la misión de embellecer un lugar, o agradar a la persona que se le regalan. Las flores nos hablan de sinceridad, amistad, nacimiento o amor a una madre. Regalar flores es manifestar sentimientos positivos y en algunos casos, también negativos. El ser humano tiene la capacidad de interpretar a través de los colores, olores o tipos de flor, lo que quiere transmitir. Desde hace miles de años los seres humanos se han sentido atraídos por la naturaleza y su característica visual y sensorial.

El lenguaje de las flores tiene sus orígenes en Oriente, transmitiendo emociones entre generaciones hasta llegar a nuestra época. Esta cualidad ha pasado por distintas fases de más o menos augue, pero siempre manteniéndose hasta convertirse, actualmente, en una forma muy bonita de transmitir tus sentimientos. Incluso en la época victoriana se utilizaban las flores para enviar secretos codificados.

No es lo mismo regalar flores a una compañera de trabajo que regalar flores a tu pareja. No es lo mismo regalarle flores a tu pareja en la primera cita, que hacerlo pasado cuarenta años el día de su cumpleaños. Es el mismo detalle pero con significados diferentes. Podríamos confeccionar una lista con lo que expresa cada tipo de flor, por ejemplo:

  • La Rosa: estilo clásico y pasional. Es la flor que manifiesta amor.

  • La Violeta: flor que transmite confianza.

  • Flor de Loto: emblema ancestral del arte asiático, simboliza la creación y la pureza.

  • Orquideas: expresan dulzura y sentimientos

  • Girasol: es una flor que venera al sol, y como consecuencia se asocia a la pasión.

  • Margarita: representa inocencia.

Rosas dedicatorias

Y así hasta innumerables significados. Pero nos quedamos muy cortos, si tenemos en cuenta la subjetividad de cada persona, o como manifiesta sus sentimientos en cada situación. Este es uno de los motivos por el cual, junto a los ramos de flores se le añaden dedicatorias. Es la forma de precisar lo que quieres transmitir y de cómo mostrar tus sentimientos directamente a la persona que le regalas flores.

La dedicatoria permite expresar tu personalidad. Hacer una bonita dedicatoria le puede quitar protagonismo al ramo de flores, pero es una excelente forma de comunicar las emociones que te invaden por dentro. Veamos, algunos tipos de dedicatorias que normalmente van acompañadas de flores y son situaciones muy diferentes:

Dedicatorias para cumpleaños

Dedicatorias para el día de la madre

Dedicatorias para el día del padre

Dedicatorias de nacimientos

Dedicatorias de amigos

Dedicatorias para navidad

Dedicatorias de amor

Dedicatorias de despedida

Para escribir la dedicatoria es recomendable ser uno mismo y expresar lo que realmente sientes. En la mayoría de las situaciones, es un misión muy complicada, porque plasmar en papel los sentimientos, se convierte en una tarea muy difícil.

Ahora se ha pasado de la dedicatoria tradicional a la dedicatoria multimedia. Varias empresas han decidido reinventarse  y dar la oportunidad de grabar un video. Es un método que aporta cercanía y naturalidad. Subiéndose el tren de las nuevas tecnologías. Definitivamente, sea cual sea la opción, la elección de una flor u otra, es un complemento perfecto hacerlo con una dedicatoria. Tendrás plena seguridad de sorprender a la vez que muestras tus emociones a la otra persona.