Si eres lector habitual de nuestro blog, con el paso del tiempo habrás descubierto mil y una curiosidades sobre las rosas: su simbología, cuáles son los beneficios de colocarlas en nuestras casas, cómo influyen en nuestro estado de ánimo o cómo secarlas para que los recuerdos ligadas a ellas duren por siempre. Pero si te has fijado, son pocas las veces en las que nos hemos centrado en una parte en concreto de este tipo de flores: nos referimos a sus pétalos. Y es que, exceptuando aquella vez en la que explicamos sus amplios beneficios para la piel, el cabello y la salud mental, pocas veces más te hemos hablado exclusiva de ellos.

Es por ello que esta vez te vamos a hablar de ocho usos que puedes darle a los pétalos de rosas. Para ello hemos recopilado las ideas que nos han parecido más originales, que esperamos que te sean de utilidad.

Para darte un baño

Si en tu casa tienes una bañera, esta primera idea seguro que te interesa. Se trata de utilizar los pétalos de rosa para darte un baño. Para ello solo tienes que llenar la bañera con agua tibia (eso sí, recuerda hacer un uso responsable del agua, intentando malgastar la mínima posible), echarle unas gotas de aceite de rosas (o de aquel que más te guste, como coco o de oliva) y tirar los pétalos. Ahora solo te queda relajarte y disfrutar de un momento de tranquilidad, ya sea solo o con compañía.

Como infusión

Los pétalos de rosa frescos pueden ser utilizados para preparar infusiones. Solo tienes que asegurarte de que los pétalos estén limpios y que no hayan sido tratados con ningún tipo de producto químico. Para asegurarte de que esto es así, nosotros te recomendamos que solo utilices los pétalos de las rosas  que hayas plantado tú o algún conocido.

Para preparar la infusión basta con hervir agua y, en el momento de la ebullición, la retiramos del fuego y añadimos 5 o 6 pétalos por cada taza de infusión. Lo dejamos reposar, colamos y edulcoramos al gusto.

Esta infusión se suele recomendar por sus propiedades antioxidantes, ideal para mantener un cuerpo y una piel maravillosa. También alivia la tos y los dolores de garganta y los de la menstruación.

En tus platos

En un pasado te comentamos que los pétalos de algunas flores son comestibles, y los de las rosas no son menos. Los pétalos de rosa son comestibles y muy versátiles, pues se pueden incluir como ingrediente en gelatinas, flanes, mermeladas, sopas y ensaladas, así como en cocteles. Conoce otras flores comestibles.

Agua de rosas refrescante

Los pétalos de rosa son muy utilizados en tratamientos de belleza. En la primera idea te hemos explicado cómo preparar una bañera y en este te vamos a hablar del agua de rosas, que es utilizado en perfumes y lociones faciales por su aroma y su frescor. El agua de rosas ayuda a combatir la sequedad excesiva y, además, por ser una flor rica en taninos, ácidos orgánicos, flavonoides y antocianinas, desinflama las ojeras e incluso, es astringente, lo que la hace ideal para la piel grasosa y con poros abiertos.

Para decorar en los hogares

Los pétalos de rosa son una opción perfecta y muy elegante para decorar en nuestras casas. Podemos colocarlos en centros de mesa, en tarros de cristal, dentro de bolsitas de tela… las opciones en las que incluir pétalos de rosa en nuestro hogar son casi infinitas.

Para lanzarlos a los novios

En las bodas son utilizadas como sustitutos del arroz. En la salida de la iglesia ya es muy común lanzar pétalos de rosa a los novios a su paso entre los invitados. Se pueden lanzar naturales y de plástico, aunque nosotros preferimos los naturales porque son más bonitos, ecológicos y,  además, desprenden un perfume muy agradable al ser pisados.

Como ambientador

Los pétalos de rosa secos se pueden utilizar como ambientador natural en cajones o armarios. Para ello solo necesitas una bolsita de tela o un sobre de papel, en los que introducir un puñado de pétalos. Colócalos en el armario o cajón que prefieras y verás como a partir de ahora tus prendas olerán mejor.

Si no consigues un olor fuerte, puedes añadir unas gotitas de aceite esencial de rosas, que intensificará el perfume.

Mermelada de pétalos de rosa

El último uso que te traemos de los pétalos de rosa es una mermelada. Quizás esta sea una de las formas más típicas y agradables de consumir pétalos de rosa. Ya te habíamos mencionado antes que los pétalos de rosa son comestibles y que se pueden hacer mermeladas con ellos, así que ahora vamos a explicarte cómo. Para preparar una mermelada de rosas necesitas:

  • 250 gramos de pétalos de rosas
  • 3 cucharadas de agua de rosas
  • 2 tazas de azúcar
  • 2 vasos de agua
  • 2 limones

A continuación te explicamos paso a paso el proceso:

  1. Retira la parte baja de los pétalos de las rosas, que suele amargar un poco.
  2. En una olla, pon los pétalos, el azúcar y el jugo de un limón y cubre la mezcla con agua. Hiérvelo todo a fuego medio durante 45 minutos para que los pétalos se confiten.
  3. Añade el jugo del otro limón y vuelve a hervir.
  4. Al retirar del fuego, añade el agua de rosas.
  5. Cuando la mezcla se haya enfriado, ponemos la mermelada en recipientes de vidrio para su consumo.

Si tú los has utilizado de alguna manera diferente y quieres compartirlo, desde Rosas In Box te animamos a que en los comentarios nos lo expliques y a que nos mandes fotos.