El anturio o Anthurium, pertenece a la familia de las aráceas. Es una planta originaria de las zonas subtropicales y tropicales del Centro y Suramérica. Hoy en día existen entre 600 y 800 especies. Este número va en aumento, ya que cada año se siguen descubriendo nuevas especies. Es una planta herbácea, rastrera, leñosa y de flores muy duraderas.

Se utiliza principalmente en interiores debido a sus exóticos y potentes colores rojizos, blancos, rosados y verdes; los mismos van a depender del tipo de especie que sea. Sus hojas son grandes, gruesas y con forma acorazonas o lanceoladas haciéndola una planta muy elegante. Tiene una flor de espata u hoja modificada, esto se debe a que la misma crece alrededor de una inflorescencia en espiga, llamada espádice, de forma cilíndrica con flores hermafroditas y sésiles.

Los Anturios se diferencian principalmente por la espata de cada una. La especia más conocida de esta planta tiene la espata de color rojo, el espádice en tono amarillentos, su inflorescencia es de gran tamaño, y de hojas grandes y vigorosas. 

Aunque el Anturio es una planta hermosa y se suele colocar dentro de casa, requiere de cuidados bastante específicos en cuanto al riego, la temperatura, el fertilizante y el sustrato. Así que, si en casa tienes esta planta no debes perderte nuestro post de hoy; ya que te hablaremos, de lo que debes hacer para garantizarte un Anturio que crezca fuerte y sano. 

* Fertilizante:

Esta planta florece durante la primavera, por eso se debe usar fertilizantes como mínimo una vez cada dos semanas. Esto con la finalidad de nutrir y ayudar a su crecimiento, de esta forma incrementará la aparición de nuevas y llamativas flores.

Las mismas, pueden llegar a durar hasta dos meses. No es una planta que se pode o con la que se deba usar tijeras, lo adecuado es esperar a que los tallos, flores y hojas se queden totalmente secas y así eliminarlas fácilmente desde la base, para inducir la aparición de nuevas.

* Temperatura:

Como es una planta tropical, debe mantenerse en climas cálidos y húmedos. Lo recomendable es que la temperatura este entre los 18 ºC y 28 ºC para que pueda durar en buen estado, brillante y floreciente todo el año. Si la temperatura esta por debajo de los 15 ºC o sube por encima de los 35 ºC va a deshidratarse por frío o por calor según el caso y no florecerá. Se deben evitar corrientes de aire, estufas, calentadores o luz solar directa ya que esto suele maltratar o quemar las hojas y flores. 

* Riego:

Al estar ubicada en interiores, es importante que se mantenga la humedad en el ambiente para así evitar que sus hojas se marchiten o resequen. Como el Anturio esta expuesto a mucho polvo, se recomienda tenerle un humidificador y pulverizar cada cierto tiempo agua limpia y libre de cal, químicos e impurezas. Además de limpiar todas las hojas con un paño para retirar el exceso de tierra, que pueda venir del medio ambiente. Cuando sea verano, la frecuencia mínima para pulverizar debe ser cada 3 días y en invierno por lo menos una vez a la semana.  

* Sustrato:

El sustrato adecuado para el Anturio, no debe ser muy compacto ya que no habrá ventilación en sus raíces. El mismo debe contener a partes iguales tierra negra, resaca de río y turba y en la parte superior de la planta colocar musgo. 

Debe estar en una maceta con un drenaje adecuado, para así evitar cuando se riegue depósitos de agua que le harán perder sus hojas o tomar un color amarillento. Lo mejor es usar, macetas de barro por su buen drenaje y las menos adecuadas las de plástico, porque suelen retener mucha agua.

Las raíces del Anturio, suelen crecer mucho por lo que es recomendable trasplantar cada 2 años a una maceta más grande y sustituir el sustrato por uno más ligero, para que las raíces puedan airearse correctamente. 

Si estas pensando regalar una planta a una persona especial, esta es una buen elección. El Anturio suele asociarse con felicidad, abundancia y hospitalidad.