Llegar a casa y encontrarte con flores frescas no tiene precio por la cantidad de beneficios que nos aportan. Y es que, además de tener un aspecto indiscutiblemente bello, sirven para decorar muchos espacios. Asimismo, son un método encargado de ayudarnos a levantarnos cada día con un ánimo distinto.

Si te gusta tener plantas en casa, no solo conocerás de sobra estos beneficios de los que te hablamos, sino que los habrás disfrutado en persona. Pero precisamente por ser un amante de las plantas, si tienes muchas en casa puede que te hayas aburrido de utilizar macetas normales. Es por eso que hoy te presentamos 10 ideas de objetos cotidianos que puedes utilizar como tiesto. Se trata de objetos que todos tenemos en casa y que, por lo tanto, son económicos y fáciles de encontrar. Aquí te dejamos nuestras opciones:

1. Taza de té

Nuestra primera idea son las tazas de té. Seguro que por casa tienes alguna taza grande que ya no utilizas o que tiene el asa rota. Si pensabas tirarla a la basura, no lo hagas porque le puedes dar una oportunidad como macetero. Utilízala con plantas pequeñas, de las que no crezcan mucho.

2. Portalápices

Los portalápices son otra buena opción. Si eres de aquellas personas que acumula miles de bolígrafos en casa y que los tiene perdidos, nuestra recomendación es que los reúnas todos, te quedes solo con los que van bien y los guardes en un portalápices. Pero que, además, te hagas con uno de sobra para poder cultivar tus plantitas en él. Por ejemplo, puedes optar por cactus. Si no gusta su aspecto, puede pintarlos con pintura en spray o decorarse con cualquier objeto que te guste.

3. Neumáticos

Si vas a cambiar las ruedas del coche, no las dejes en el tallar porque les puedes dar otra utilidad, en este caso como maceteros. Solo tienes que colocarlas sobre el jardín y rellenarla con abono y las semillas o bulbos de las plantas que quieres que crezcan.

Si piensas ubicarlas en algún lugar que no quieres que se ensucie de tierra, puedes colocar un tablero de madera o un plástico debajo de la rueda (dándole forma redonda si no quieres que se vea)

Si quieres que se integre más en la decoración de tu hogar, píntala de algún color alegre para darle un toque vintage.

4. Botellas de plástico

Las botellas de plástico son otro de los objetos cotidianos que puedes utilizar para fabricar macetas. La verdad es que la vida útil de las botellas es tan corta que da pena comprar agua embotellada. Es por eso que desde Rosas In Box nos comprometemos con el cuidado de la naturaleza y te aportamos esta idea.

Consiste en recortar las botellas a la altura que mejor te venga y perforarlas por la base. Como te hemos explicado en las opciones anteriores, puedes personalizarlas a tu gusto para que se adapten a la personalidad de tu casa o jardín.

5. Latas de conserva

¿Cuántas latas de conserva habremos tirado, sin darle una segunda oportunidad? Probablemente demasiadas. En este caso, como en el anterior, nos proponemos darle un uso alternativo a un objeto de nuestras cocinas: las latas de conserva. Para ello solo tienes que lijar los bordes del interior de la lata para no cortarte cuando cuides tus flores.

6. Cajones de madera

También son muy fáciles de reciclar los cajones de madera de muebles viejos o que ya no utilices. Con ellas puedes hacer unos maceteros de diferentes dimensiones, incluso, jardineras, para poner las plantas dentro.

Si esta idea no te termina de convencer, ¿por qué no te planteas jugar con los niveles? Es decir, crear diferentes niveles en función de la altura y tamaño de cada tetera y cafetera.

7. Tetera

Si antes te hemos hablado de las tazas de té, ahora es el turno de las teteras y las cafeteras. Puedes utilizarlas cuando se oxiden, se rayen o ya no funcionen tan bien como en el pasado. Como estos objetos tienen asas, puedes optar por engancharlas a la pared para crear un jardín vertical.

8. Pelotas o balones de fútbol

Uno de los objetos que es muy sencillo de reciclar son las pelotas o balones que sean viejos o estén pinchados. Aunque pueda parecer difícil o tengas la sensación de que no vayan a quedar bien, se pueden convertir en tiestos muy originales. Solo tienes que cortarlos para darles una forma con la que sea posible poner tierra dentro y que la planta, por lo tanto, pueda tener sus raíces y crecer. Lo ideal en este caso es que las ates a unas cuerdas para colgarlas del techo y que el balón no se aplane.

9. Sartenes y ollas

Nuestra novena idea son las sartenes y ollas. Si tienes alguna rayada o en la que se pegue la comida, plantéate renovar tu juego de cacharros y dejar los viejos para tu jardín.

10. Maceteros con forma de escurridor

Los escurridores de ensaladas y pasta también sirven para plantar flores, ya sea colgando del techo o apoyado en alguna superficie. ¿Tienes uno que esté viejo? Ya sabes qué otro uso peculiar puedes darle.

Como ves, cualquier objeto cotidiano es útil para crear maceteros originales. Nosotros te hemos presentado diez opciones, pero tú puedes optar por cualquier otra que prefieras.