Nada mejor que relajarse después de una dura jornada de trabajo o un estresante día con un baño rodeado de pétalos de rosas.

Las rosas, además de su inconfundible aroma, tienen muchos beneficios. Por ejemplo, el aceite esencial que se extrae de los pétalos: agua de rosas. El resultado del tratado de los pétalos es perfecto como antiinflamatorio y descongestionante, así que es ideal para que tu cuerpo se relaje sumergido en una bañera.  

Por otro lado, alivia el dolor de cabeza y, gracias a su alto contenido en Vitamina B, E y taninos, elimina de la piel los contaminantes y toxinas acumaladas a lo largo del día.

Pasos para preparar un baño de pétalos de rosas

Antes de comenzar con los preparativos, asegurate de escoger el día y momento adecuado. De nada servirá intentar relajarte si tienes a los niños correteando por casa, estas pendiente de llamadas de teléfono o esperas visitas. Los pétalos de rosas y su esencia te ayudarán a relajarte, pero no son milagrosas.

Baño petalos de rosas

En primer lugar, es el momento de aprovechar el ramo de rosas que lleva dos días en el jarrón para darle un nuevo uso o si tienes un rosal tomar los pétalos caídos y aquellos que están a punto de caerse.

A continuación, la parte más sencilla. Llena la bañera de agua caliente. No añadas gel, sino no apreciarás el aroma ni dejarás que fluyan los beneficios de los pétalos.

Llegó el momento de esparcir los pétalos de rosas por el agua, si ya de por sí la sola imágen de los pétalos flotando es una perfecta forma de empezar a relajar la mente.

Inhala el aroma que emerge de la bañera, al contacto de los pétalos con el agua, mientras entras en ella. Relájate y cierra los ojos, ahora es el momento de dejar todos tus problemas y preocupaciones del día atrás, comienza tu momento.

Por último, disfruta del momento, siente como tu piel elimina todas las toxinas del día y comienza a tornarse más suave. Este es tu momento y lo mejor es que nadie lo interrumpa.

Disfruta de un baño de lujo con pétalos de rosa siempre que lo necesites, de vez en cuando deja todo el estrés a un lado y regenera tu cuerpo y tu mente.